miércoles, 14 de diciembre de 2011

HAGAMOS EL CAMBIO

     En vez de esperar a que hagan otros lo que deberían de hacer, hoy, haz tú lo que deberías hacer sin prestar atención al mundo que te rodea.
     Sientete feliz de tener los pies en el suelo y de levantarte con el ánimo y las ganas de superarte a tí mismo y pensar que hoy seremos mejor que ayer



 RESISTENCIA AL CAMBIO

      Debemos estar conscientes que siempre va a existir oposición al cambio, pues nos da temor lo nuevo, ya que nos sentimos mejor con lo viejo.
     El cambio no se puede imponer, debe ser voluntario y por convencimiento propio, porque cuando una situación es real, es real tambien en sus consecuencias.
     De lo anterior se deriva que hay fuerzas restrictivas a los procesos del cambio, como son:

1. Falta de reconocimiento de la necesidad de cambio

2. Temor a lo desconocido

3. Temor a las consecuencias desfavorables dentro de las organizaciones

4. Recelo ante los verdaderos motivos de los iniciadores

5. La incertidumbre sobre la propia capacidad para adquirir nuevas destrezas

6. Temor a la reducción del poder individual o grupal

7. Dificultad para resolver la disonancia entre creencias previas y la realidad presente.



      Pero siempre al final , debemos de pensar:



SI NO ES HOY, ¿CUÁNDO?

SI NO ES AQUÍ, ¿DÓNDE?


SI NO SOY YO,


¿QUIÉN CAMBIARÁ AL MUNDO?


   Por eso os dejo la siguiente reflexión:


“... Cuando era joven y libre, y mi imaginación
no tenía límites, soñaba con cambiar al mundo.
Cuando me volví más viejo y más sabio descubrí
Que el mundo no cambiaría, así que acorté mis
Anhelos un poco y decidí solo cambiar mi país.
Pero éste también parecía inmutable.
Cuando entré en el ocaso de mi vida,
En un último y desesperado intento,
Decidí cambiar solo a mi familia,
A los que estaban más cerca de mí,
Pero, igualmente ellos no cambiarían.
Y, ahora, mientras me encuentro en mi lecho de muerte,
Repentinamente me doy cuenta:
Si hubiera podido cambiarme a mis mismo,
Entonces por el ejemplo,
Hubiera cambiado a mi familia.
Por su inspiración y valor hubiera entonces
Podido cambiar a mi país,
Y, a lo mejor, tal vez hubiera podido
Cambiar al mundo...” 

Que no nos pase eso, aceptemos el cambio en nosotros y el producto de él lo reflejaremos en los demás, no dejemos para mañana lo que podemos hacer hoy.


"Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo" Mahatma Gandhi



1 comentario: